La gestión profesionalizada de tus inversiones

Alberto Villasán Investment and Markets Director

¿Qué son las carteras de gestión discrecional?

Las carteras o mandatos de gestión discrecional son un servicio de inversión característico de la Banca Privada, en el que el cliente delega todo o parte de su patrimonio para que un equipo de profesionales lo gestione bajo un determinado marco de actuación y con un objetivo de riesgo e inversión específico.

Normalmente, el marco de actuación contempla límites en la distribución y asignación de las inversiones del cliente, tales como el porcentaje en determinados tipos de activos que definen el riesgo asumido por el inversor o el horizonte temporal de la inversión, que suele ser un periodo de en torno a los dos o tres años de duración.

¿Por qué son relevantes este tipo de carteras en el entorno actual?

Los fuertes desequilibrios económicos actuales, como la elevada deuda y los problemas estructurales, unido a los bajos tipos de interés de la mayor parte de las economías, hacen que el entorno para invertir sea más complejo que nunca. En este contexto, los inversores conservadores se enfrentan a serias dificultades para rentabilizar su patrimonio a futuro.

Los elevados niveles de deuda provocarán que las tasas de interés se mantengan en niveles cercanos a cero o negativo durante muchos años, por lo que los activos más conservadores, como los bonos de los gobiernos o depósitos bancarios, pagarán una rentabilidad cercana a cero en el mejor de los casos. Por otro lado, aquellos inversores que mantengan su patrimonio en cuenta corriente de forma estructural, se enfrentan a una pérdida relevante de poder adquisitivo por efecto de la inflación.

Otros inversores menos conservadores pueden pensar que los bonos con elevados cupones de países emergentes o empresas high yield son una posible solución a este problema. En este caso, se enfrentan a una situación complicada porque es posible que muchos de estos bonos no paguen lo esperado como consecuencia del impago o reestructuración de los mismos, debido a los elevados niveles de deuda de sus emisores.

Los inversores más tolerantes al riesgo pueden apuntar a la bolsa como una solución válida, apoyándose en la famosa frase de que “a largo plazo la bolsa siempre sube”, siendo esto afirmación válida en algunos mercados, como el americano y en larguísimos periodos de tiempo. La realidad indica que las bolsas están ampliamente sobrevaloradas, por lo que la rentabilidad que ofrece a largo plazo es extremadamente baja en términos históricos.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias y un escenario económico muy complejo a futuro por las consecuencias derivadas de la crisis del Covid-19, gestionar un patrimonio hoy exige más dedicación que en otros periodos de bonanza. Es necesario realizar un profundo análisis de la situación de forma dinámica para aplicar criterios objetivos a la hora de elegir los activos donde invertir, con el objetivo final de extraer al máximo el valor de los activos, rentabilizando las inversiones y diversificando el riesgo de la mejor forma posible.

¿Para quién son aconsejables estas carteras?

Ponerse en manos de expertos para asuntos relevantes es siempre una buena recomendación para cualquier ámbito en la vida. Por tanto, para gestionar el patrimonio parece muy razonable.

Este tipo de carteras son idóneas para cualquier tipo de cliente y perfil de riesgo, y existen varios tipos de perfiles que se adaptan a los objetivos de la mayoría de inversores. El equipo de BBVA en Suiza, que cuenta con dilatada experiencia profesional en la gestión de inversiones en diferentes contextos, puede ser clave para que el cliente tenga más éxito invirtiendo, obteniendo rentabilidades positivas y, especialmente, controlando exhaustivamente el riesgo de las inversiones.

En BBVA en Suiza, gestionamos desde hace muchos años este tipo de carteras con éxito, para que nuestros clientes dediquen su tiempo a lo que más les importa. Mantenemos una filosofía de protección de capital y enfoque en el largo plazo sin olvidar las oportunidades que pueda ofrecer el corto plazo, en función del perfil de riesgo del cliente.

Quieres descubrir más sobre nuestras soluciones de carteras de gestión discrecional? Visita la sección de FAQs o consulta con tu Asesor de Inversiones.