Educación financiera | 21 noviembre, 2018

¿Cómo invertimos en renta fija soberana? Bono tradicional vs. strip

Diego Balsa Portfolio Manager

En primer lugar, ¿cuál es la diferencia entre un bono tradicional versus strip?

La diferencia de un bono strip frente a uno tradicional es que se trata de un bono cupón cero, es decir no reparte cupones sino que éstos se incluyen en el precio. Por este motivo la duración del strip es mayor. En el caso de un bono del tesoro tradicional con vencimiento 30 años, la duración o sensibilidad al movimiento de tipos es algo inferior a los 20 años, mientras que la del strip con el mismo vencimiento es cercana a los 30 años.

Dado que no reparte cupones, el precio al que se compra el strip es mucho más bajo que al que se compra un bono tradicional que tenga el mismo vencimiento.

A continuación mostramos un ejemplo. Los datos del ejemplo no se corresponden con la realidad actual, pero ayudan a entender este caso:

El bono del tesoro a 30 años paga un 3,33% de cupón anual y cotiza actualmente a 100.

El strip 30 años como no distribuye cupones cotizará a la mitad de precio, es decir a 50. A vencimiento, es decir dentro de 30 años cotizará a 100. Por tanto, desde el momento actual se revalorizará un 100%, ofreciendo el mismo retorno anual  que el del tesoro tradicional.

  • Strip: 100% de revalorización en 30 años = 3,33% anual
  • Tradicional: se compra y vende a 100 y recibe un 3,33% de cupón anual, también 100% de ganancia en 30 años.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de invertir en un bono strip frente a un bono tradicional?

  • No tiene riesgo de reinversión: el inversor se asegura una rentabilidad a vencimiento si en strips. Por el contrario, si invierte en uno tradicional, el inversor desconoce la tasa a la que invertirá los cupones que va recibiendo.
  • Mayor revalorización en caso de que las tasas desciendan: tradicionalmente cuando se producen crisis y caídas importantes de los activos de riesgo, la deuda soberana se revaloriza dada su condición de activo refugio. Como el strip, cuenta con una mayor sensibilidad a bajadas de tasas, se comportaría mejor que un bono tradicional y, por tanto, representaría una mejor alternativa de inversión para protegerse ante escenarios de mercado adversos.