Con más seguridad que nunca, la inversión sostenible es el futuro y parece que 2023 se consolidará como el año en el que las energías renovables comenzarán su ascenso imparable en todo el mundo.
El nuevo sistema energético, basado en energías limpias y renovables, ha cambiado por completo el mercado de materias primas. Se calcula que la demanda de cinco de los materiales considerados críticos para garantizar la transición energética podría aumentar hasta siete veces para 2050.
Una hamburguesa de quinoa, unos espaguetis de algas o unas galletas con harina de grillo. La presión poblacional y el cambio climático precipitan una revolución alimentaria en los próximos años: la dieta no será la misma que hoy conocemos.  
La movilidad aérea está en plena revolución. Se estima que para 2030 el mercado mundial de taxis aéreos y drones alcanzará los 52.000 millones de dólares. Las normativas, el uso de tecnologías limpias y la seguridad son piezas esenciales de la urban air mobility (UAM).
La Unión Europea, que se ha comprometido a reducir en un 55 % hasta 2030 sus emisiones de gases de efecto invernadero, lleva años desplegando, por fascículos, su plan de acción de finanzas sostenibles. Te contamos, una a una, cómo están las 9 regulaciones que cambiarán el mercado.
Desde el nivel más elemental, la luz está en el origen de la vida misma. Su estudio ha llevado a la creación de fuentes de energía alternativas prometedoras, avances médicos que salvan vidas, y muchos otros descubrimientos que han dado forma a nuestra comprensión del universo. 
La gestión eficiente del agua, una materia prima valiosa, se ha convertido en un sector interesante para los inversores. Tecnología e innovación son las claves para la reducción del consumo de agua y su reciclaje. 
El 16 % de la población urbana global ya se mueve usando bicicletas y patinetes. En 2030, el mercado de esta nueva y sostenible micromovilidad moverá 440.000 millones de dólares.
En 20 años, más de 6.000 millones de personas vivirán en ciudades, sobre todo en África y Asia. Este crecimiento urbano obliga a buscar soluciones para que esas ciudades sean organizadas, sostenibles e igualitarias.
Es una pregunta que los físicos teóricos se vienen planteando desde hace algún tiempo, y los resultados de un nuevo estudio muestran que sería teóricamente posible usar los agujeros negros como baterías galácticas de energía.
La Tierra alcanzará la increíble cifra de 10.000 millones de seres humanos en 2050. Uno de los principales desafíos es cómo seremos capaces de alimentar a todo el planeta de forma sostenible. Es ahí donde entra en juego la ‘agricultura inteligente’ (smart farming).
Mostrando 11 de 11 resultado(s)