Sucursales inteligentes, en busca de una experiencia bancaria cómoda y cercana

3 min. lectura
Banca Privada, Economía digital, Grupo BBVA, New Gen, Sobre BBVA / 29 junio, 2023
Sucursales inteligentes, en busca de una experiencia bancaria cómoda y cercana

Communications

Los ciudadanos todavía quieren acudir a una sucursal bancaria física, pero buscan que ese momento sea útil, fácil y cómodo. Ya hacen muchas gestiones a través de una app, pero buscan cercanía y una experiencia personalizada para otras menos cotidianas. La smart branch no tiene vuelta atrás.

¿Aún no conoces las smart branches? Seguro que has visto alguna sucursal inteligente en tu ciudad. Son las oficinas bancarias… que no parecen, ni por asomo, oficinas bancarias tradicionales. Son espacios más confortables, funcionales, con menos barreras psicológicas y menos jerarquizadas. Una nueva tendencia en la banca que combina la tecnología con una experiencia de servicio al cliente cada vez más personalizada, reflejando los cambios en la manera en la que los usuarios interactúan con su entidad y en cómo quieren manejar hoy sus finanzas y negocios. 

La digitalización ha posibilitado que gran parte de las transacciones financieras se hagan desde una app o un teléfono, por eso las oficinas están cambiando a marchas forzadas plasmando el cambio de paradigma que se está produciendo tanto en la banca como en otros sectores y que afecta a la función, forma y fondo de las oficinas bancarias tradicionales.  

Los nuevos tiempos requieren nuevos espacios que se adapten a las necesidades de los clientes. Unos clientes que buscan, además de facilidades para relacionarse con la entidad a través de los canales digitales, poder contar, siempre que lo necesiten, con su gestor de confianza para tomar las mejores decisiones financieras. Y lo haga tanto de forma remota como presencial.

De hecho, hoy en día las sucursales son cada vez más centros de asesoramiento en el que las personas resuelven algunas de las situaciones más relevantes en su vida como, por ejemplo, la contratación de un crédito hipotecario o la negociación de financiación para emprender. Mediante el nuevo concepto de smart branch se da más valor a su experiencia en operaciones presenciales.

BBVA está poniendo en práctica este concepto y ya cuenta con un nuevo tipo de sucursal, las denominadas Centros de Banca Comercial (CBC), que ofrecen servicios de máxima especialización en espacios innovadores y también sostenibles. Estas oficinas normalmente cuentan con cajeros automáticos de última generación para realizar toda la actividad bancaria diaria, tanto ingresos y retiradas de efectivo, como operaciones sobre recibos, transferencias, recargas móviles o consultas. Asimismo, disponen de salas de reuniones para realizar gestiones personales con sus asesores y salas informales para aquellas operaciones que requieran menos privacidad. 

En estas oficinas normalmente se trabaja con cita previa, lo que ahorra tiempo y mejora la calidad de la experiencia de un cliente cada vez más conectado e informado, y que en todo momento está acompañado por un gestor capaz de prestar ayuda y asesoramiento en lo que pueda necesitar relacionado con la gestión de cuentas y otros servicios bancarios. Otra de las características de las smart branch es que los gestores disponen de una zona de trabajo común con el objetivo de trabajar de manera colaborativa a la vez que se comparte conocimiento y así poder ofrecer un servicio mejor a las personas.

Además, en el caso de las oficinas de BBVA, no se han olvidado de la sostenibilidad, ya que cuentan con sistemas de eficiencia energética, sin archivos ni papeleras individuales con el objetivo de avanzar hacia espacios sin papel, y con una recogida selectiva de residuos.

Las smart branch, que habitualmente están ubicadas en lugares estratégicos como calles céntricas, centros comerciales o de negocios, están transformando la banca tradicional y se espera que sigan siendo una tendencia que parece imparable.