Otra forma de enseñar y aprender: la revolución de la EdTech se abre paso

Otra forma de enseñar y aprender: la revolución de la EdTech se abre paso

Communications

La pizarra verde, el libro de texto de papel y los exámenes escritos comienzan a perder peso gracias a la llegada de la EdTech, un método revolucionario que busca transformar los sistemas educativos por completo. ¿Qué es y qué beneficios aporta la tecnología educativa?

La revolución digital que estamos experimentando desde comienzos de siglo ha transformado casi todos los ámbitos de nuestra vida. Desde las finanzas hasta la manera que tenemos de relacionarnos con nuestros amigos y familiares. Pero lo cierto es que no todos los sectores han avanzado o se han transformado por igual. Uno de ellos es el educativo. Aunque en plena pandemia, las nuevas tecnologías se han dejado notar en la manera en la que los alumnos acceden al contenido académico o en las nuevas formas de comunicarse con el profesorado, queda mucho por hacer

Es aquí donde entra en juego la EdTech o tecnología educativa, el conjunto de herramientas y soluciones que permiten estudiar y revisar procesos de aprendizaje desde una visión tecnológica. Estudiantes y profesores tienen a su disposición cada vez más recursos y procesos tecnológicos para aprender y enseñar.

En la práctica, la EdTech se traduce en la utilización de diferentes aplicaciones digitales, softwares u otros recursos tecnológicos para favorecer el aprendizaje, haciéndolo más personalizado. Es decir, se trata de ampliar el abanico de recursos disponibles mediante las nuevas tecnologías para que el alumno encuentre la mejor forma de adaptarla a su tipo de inteligencia, personalidad y circunstancias personales. Y esto pasa por diferentes vías que van desde los webinars, la inteligencia artificial, el uso de juegos virtuales, hasta el big data para analizar los progresos del alumno y determinar qué le funciona mejor, etc.

La EdTech, como se puede apreciar, tiene múltiples beneficios, especialmente teniendo en cuenta el contexto actual. Entre ellos destaca, sobremanera, la posibilidad de adaptar el contenido a la diversidad de estilos de aprendizaje.

Los expertos identifican algunas virtudes más de la EdTech: mayor interacción profesor-alumno y alumno-alumno, desarrollo de habilidades tecnológicas, experiencia educativa personalizada, accesibilidad o automatización de procesos.

Es tu futuro, ¿no deberías poder elegirlo?

Es tu futuro, ¿no deberías poder elegirlo?

Abre tu cuenta en Suiza BBVA New Gen y empieza a invertir en las ideas más transformadoras que mejor se adaptan a ti.

Empieza a invertir

Idea y oportunidad de inversión

Según la información publicada por PitchBook, la inversión anual de capital riesgo en startups de EdTech ha experimentado un aumento significativo desde 2019. En ese año, la financiación del sector ascendió a 5.400 millones de dólares. Este monto se multiplicó casi tres veces en 2020, alcanzando los 14.000 millones de dólares, y finalmente, en 2021, se registró un récord con una inversión de 16.800 millones de dólares.

De hecho, el interés por invertir en este tipo de plataformas también se reflejó en el aumento del valor de mercado. Según el informe de investigación global E-Learning Market Trends 2020-2026, la capitalización del mercado superó los 144.000 millones de dólares en 2019, y se anticipa que este valor experimentará un crecimiento anual superior al 8 % hasta 2026.

EdTech en la educación pública: el caso de Suiza

Uno de los países que lleva la delantera en EdTech es Suiza, donde se ha puesto en marcha el Programa Nacional Suizo de Pruebas de EdTech durante el otoño de 2022. Mediante esta iniciativa, las escuelas públicas pueden elegir entre un total de ocho soluciones de EdTech para ser probadas según sus intereses y necesidades, y la lista se actualiza continuamente con soluciones adicionales. Un laboratorio de pruebas en el mundo real que servirá de gran ayuda para observar los resultados e impacto. Sin duda, un avance que puede conseguir conclusiones de lo más interesantes para continuar con el desarrollo de la tecnología aplicada a la educación.

Compañías disruptivas

Las compañías que están potenciando esta revolución dentro del aprendizaje se engloban en unos pocos nombres particulares, como Coursera, BlackBoard, Chegg, EdX, Platzi y Coderhouse. Cada una de estas compañías ha apostado por revolucionarias fórmulas que podrían transformar el sector educativo completamente. Por ejemplo, en el caso de BlackBoard, además de ofrecer cursos online, también ha apostado por crear comunidades entre los estudiantes para que puedan interactuar entre ellos y así abrir foros de debate que les hagan mejorar su aprendizaje.

Otro caso disruptivo es el de Chegg, que ofrece una herramienta exclusivamente para preparar exámenes de una manera más dinámica y con el añadido de explicar conceptos complicados de manera sencilla. La idea es que el alumno no solo memorice, sino que entienda lo que está estudiando. EdX, por su parte, ofrece cursos de universidades como Harvard, disponibles para cualquier estudiante en cualquier lugar del mundo. Platzi, otro de los más disruptivos ha optado por la creación de una gran comunidad en la que compartir conocimientos mezclando el contenido audiovisual con herramientas prácticas para poner a prueba lo aprendido.

Todas ellas son plataformas de fácil acceso para todos los niveles educativos, con una gran variedad de cursos y con diferentes recursos para que el aprendizaje sea más sencillo. Desde los webinars, hasta los chats con compañeros o canales directos con los profesores. Así como clases en directo, preparaciones para exámenes de manera más didáctica y sencilla y una rama especializada para que las empresas puedan ayudar a sus empleados. Lo más positivo es que la mayoría de cursos cuentan con certificaciones de algunas de las instituciones de enseñanza más relevantes del mundo.

Principales unicornios EdTech a nivel mundial en 2023
por valoración (en miles de millones de dólares estadounidenses).