El futuro del trabajo: entre la IA y la no-oficina

El futuro del trabajo: entre la IA y la no-oficina

Communications

Estamos inmersos en una revolución laboral sin precedentes. La mayoría de los puestos de trabajo del futuro no existen hoy. Y surgen grandes preguntas: ¿trabajaremos solamente tres días a la semana? ¿Cómo serán las oficinas del 2030? ¿Se mantendrá el empleo a distancia?

El 70 % de los puestos de trabajo más demandados del futuro hoy en día todavía no existen. La inteligencia artificial (IA) y la robótica impactarán en más del 46 % de los empleos actuales, la media de trabajos que una persona tendrá en el futuro será de entre 7 y 10,5, las jornadas laborales podrían ser de tres o cuatro días y las oficinas estarán obligadas a reinventarse para las nuevas necesidades. 

¿Acabará la inteligencia artificial con el trabajo?

La IA y la robotización son, sin duda, una nueva revolución en el ámbito laboral. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé que el 14 % de los puestos laborales podrían dejar de existir y otro 32 % podrían verse seriamente afectados.

Sin embargo, esto no significa que millones de personas vayan a quedarse sin empleos o recursos, sino que el futuro apunta a que la IA y la robotización se harán cargo de los procesos más automáticos y repetitivos dando paso a la creación de nuevos puestos de trabajo. De hecho, según el Foro Económico Mundial, alrededor del 23 % de los empleos cambiarán de aquí al año 2027 con la creación de 69 millones de nuevos puestos de trabajo y la desaparición de unos 83 millones.

Para los inversores, estos cambios de futuro presentan también una oportunidad. Según datos de Statista, el valor de mercado de la inteligencia artificial podría rebasar la barrera de los 300.000 millones de dólares estadounidenses en 2025 y el billón de dólares en 2029. Esto significa que el mercado podría vivir una multiplicación de hasta diez veces su valor actual hasta finales de la presente década.

Dinamismo y menos horas trabajadas

Según las previsiones del Foro Económico Mundial, entre el 75 % y el 85 % de las profesiones que serán más demandadas aún no existen. Y entre las profesiones que están surgiendo se encuentran los expertos en el Internet de las Cosas (IoT), big data e IA; cosechadores de agua; pilotos y controladores aéreos de drones; gestores de criptomonedas; impresores 3D o transportistas inteligentes, según el Centro de Referencia Nacional en Comercio Electrónico y Marketing Digital.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de hablar del futuro del empleo se encuentra en el dinamismo, que demandará empleados preparados para convivir con el cambio y la formación constante. De hecho, en el informe Trabajar en 2033, la consultora PwC afirma que la noción de que una vida se equipara a un empleo en una sola empresa está experimentando cambios significativos, y se espera que continúe evolucionando aún más. Es más, sus expertos estiman que podríamos tener entre 7 y 10,5 empleos en promedio a lo largo de nuestra vida laboral.

Otro criterio que podría variar en los próximos años se encuentra en las horas trabajadas. Hoy en día, en algunos países se plantea la reducción de 5 a 4 jornadas laborales a la semana y el cambio de 40 a 37,5 horas de trabajo semanal. En este sentido, dos referentes económicos como Bill Gates y Elon Musk también han advertido de un futuro con menos días trabajados. Para el creador de Microsoft, gracias a la IA se trabajaría menos. Mientras, el CEO de Tesla fue más allá al señalar que trabajar será opcional. “En el futuro trabajar será opcional. Habrá que poner en marcha una renta máxima vital y puede ser destructivo para la humanidad. Uno de los retos puede ser ver cómo encontramos sentido en la vida”, aseguró.

Tu banco en Suiza, en un clic

Tu banco en Suiza, en un clic

Empieza a invertir con un depósito mínimo de 10 mil EUR, USD, CHF e impulsa el futuro en el que tú crees.

Hazte cliente

La oficina inteligente y el teletrabajo

El teletrabajo fue una norma obligada debido a la pandemia de 2020, después de esto la presencialidad parece haber regresado y, de hecho, según el informe de KPMG CEO, el 78 % de los directores ejecutivos de las principales empresas en España sostienen la creencia de que dentro de tres años el modelo presencial se habrá recuperado por completo. Lo cierto es que es la única tendencia que parece menos clara. Aunque hay estudios para todos los gustos. El último establece que el teletrabajo está permitiendo a los profesionales rendir más pero está obstaculizando la innovación. Un informe gigantesco publicado en Nature  –en el que se analizan 20 millones de estudios científicos y 4 millones de solicitudes de patentes– así lo atestigua: el trabajo a distancia puede ser más productivo pero la colaboración en persona produce más avances que el teletrabajo.

Mientras, el espacio de trabajo del futuro, según la consultora internacional JLL, cambiará e irá encaminado hacia oficinas inteligentes con los aparatos tecnológicos interconectados para mejorar la productividad y las condiciones laborales para simplificar algunas tareas diarias que pueden quitar tiempo de la jornada laboral. Además, en cuanto al espacio en sí, estará dotado del uso de sensores “para mantener un nivel de humedad entre el 45 y el 65 % o mantener la temperatura a 21°C”, y se adaptará ergonómicamente a las posturas de los trabajadores.

En esta tesitura, el sector de los inversores inmobiliarios en edificios de oficinas se ha visto afectado. Las empresas ahora buscan espacios más pequeños y flexibles que favorezcan el modelo híbrido. Según el informe Ocupación de Oficinas 2023, publicado por la consultora inmobiliaria CBRE, las operaciones con más de 2.500 m2 de oficina se han reducido mucho más que las de menos espacio. Sin embargo, las previsiones de inversión mejoran si hablamos de modelo de coworking.

 

Ranking de tecnologías susceptibles de ser adaptadas por las empresas entre 2023 y 2027Fuente: Statista