Innovación | 23 febrero, 2018

Suiza, el país más innovador de 2017

Raúl Benito Business Development

Suiza lidera el ‘ranking’ de países más innovadores. Así lo determina el Índice Mundial de Innovación, publicado conjuntamente por la Universidad Cornell (EE. UU.) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

El estudio, que celebra su décima edición, evalúa la situación de 127 economías que representan el 92,5 % de la población mundial y el 97,6 % del PIB mundial. Suiza aparece por séptimo año consecutivo como el país más innovador, con especial incidencia en “capital humano e investigación, infraestructura y desarrollo empresarial“.

El índice, que se ha convertido en un indicador fundamental para líderes empresariales y responsables mundiales, tiene en cuenta la innovación como motor del crecimiento económico y la prosperidad. El estudio evalúa cinco pilares fundamentales: 1) Instituciones, 2) capital humano e investigación, 3) infraestructura, 4) desarrollo de los mercados y 5) desarrollo empresarial. Así mismo, el subíndice de innovación refleja resultados en los apartados de 6) tecnología y 7) creatividad. El estudio está sometido a una auditoría independiente  a cargo del Centro Común de Investigación de la Comisión Europea.

Los anexos al índice hacen referencia a un interesante estudio sobre la aplicación de tecnología digital a la explotación de recursos naturales e innovación en los sistemas alimentarios. Drones, sensores operados por satélites y robots, ayudarán a optimizar la producción y la distribución, promoviendo nuevas formas de trabajar, minimizando presiones sobre la tierra, energía y recursos naturales.

Es muy interesante destacar el caso de la industria vinícola helvética, que comienza a llamar la atención de los mercados. La razón de ello es el trabajo que se está desarrollando desde hace 30 años por parte de los productores enológicos suizos, por recuperar variedades de uva que se habían apartado de la productividad y que estaban en vías de extinción.

A pesar de ser un país pequeño, con aproximadamente 7,5 millones de habitantes, en Suiza se cultivan más de 240 tipos de uvas, incluyendo nada menos que 40 variedades que prácticamente no se encuentran en otro lugar en el mundo. Además se están recuperando viejas técnicas de cultivo que generan vinos cada vez más refinados y sofisticados.