Actualidad de mercados | 20 febrero, 2020

Situación de la economía tras los primeros meses de 2020

Joaquín González Portfolio Manager

Los mercados terminan enero con correcciones en los activos de riesgo pese al optimismo por la firma del primer acuerdo comercial entre EE.UU. y China, las mejores expectativas de crecimiento y el compromiso de los bancos centrales con una política monetaria acomodaticia.

El persistente riesgo geopolítico, reflejado en el enfrentamiento entre EE.UU. e Irán a principios de año, y la incertidumbre sobre el alcance del coronavirus detectado en China estaría detrás de ese deterioro del sentimiento inversor. En este contexto, destacan los flujos hacia el mercado de deuda pública y el fortalecimiento del dólar, especialmente frente a las divisas ligadas al precio de las materias primas y a la economía china en particular (el yuan no cotizaba en las últimas semanas por la festividad del Año Nuevo).

Entre las divisas desarrolladas, el yen y el franco suizo hacen valer su condición de refugio mientras que el euro se deprecia un 1,3% frente al dólar a 1,1083 y la libra, que había llegado a descontar con bastante probabilidad una bajada del tipo oficial, frena su caída hasta el 0,5% tras mantenerlo el banco central en el 0,75% a un día del Brexit.

En cuanto a las materias primas, las correcciones son generalizadas excepto en los metales preciosos, con el oro actuando como refugio. El precio del crudo en particular registra una fuerte caída desde los máximos cercanos a 70$/b alcanzados durante el periodo de máxima tensión en Oriente Medio y termina en 56,3$/b, con una caída en el mes del 15%.