Inversión | 4 abril, 2019

¿Cómo podemos los inversores evitar la represión financiera en euros?

Joaquín González Portfolio Manager

Tras la celebración de la última reunión (FOMC) de la Reserva Federal, el Banco Central ponía de manifiesto que la normalización monetaria que comenzó en diciembre de 2015 estaría muy cerca de finalizar, pudiendo incluso deshacerse en cierta medida si se produjera una desaceleración económica. El Banco Central Europeo, por su parte, descartó incrementar las tasas oficiales durante 2019 manteniendo así las tasas en terreno negativo, fenómeno conocido como “represión financiera”.

Esta política monetaria perjudica claramente a los ahorradores y beneficia a los agentes endeudados.

Las tasas oficiales en euros se encuentran en terreno negativo

Las divergencias entre Estados Unidos y la zona euro, en cuanto a crecimiento económico, inflación, crecimiento de la fuerza laboral y productividad, se han traducido en un fuerte diferencial favorable al país norteamericano. Las tasas oficiales en dólares fijadas por la Reserva Federal se sitúan en el 2,5% mientras que las tasas oficiales en euros fijadas por el Banco Central Europeo se encuentran en terreno negativo, en el -0,4% concretamente.

Invertir capital en una cartera bien diversificada de bonos -deuda- emitidos por empresas norteamericanas

Para evitar este hecho, un inversor en euros podría cambiar su capital en esta divisa por dólares e invertir este capital en una cartera bien diversificada de bonos (deuda) emitidos por empresas estadounidenses de alta generación de ingresos y elevada solvencia, como por ejemplo, Apple, Amazon, Microsoft, McDonald’s, Coca-Cola, Nike etc. A cambio recibiría una diferencia de rentabilidad significativa del patrimonio derivada del cobro de cupones de dichos bonos. Por el contrario, estaría asumiendo un riesgo de tipo de cambio, que le beneficiaría en caso de que el dólar se hubiera apreciado al final de la inversión o le perjudica, mermando su rentabilidad, en el supuesto de que este se hubiera depreciado.

En este caso es muy importante tener en cuenta que, mientras más bajo sea el vencimiento de los bonos en los que se invierte mayor sería el riesgo de la operación, pues al riesgo de tipo de cambio habría que añadirle el riesgo de reinversión del capital principal a su vencimiento. Dicho de otra manera, si al vencimiento de mi inversión (vencimiento de los bonos adquiridos), la Reserva Federal hubiera recortado las tasas oficiales dólar hasta el nivel de las tasas oficiales euro fijadas por el Banco Central Europeo, muy probablemente la pérdida por depreciación del dólar sería superior a la rentabilidad obtenida derivada de los cupones de los bonos adquiridos y, además en ese momento el inversor se vería abocado a reinvertir su capital a tasas igual de bajas tanto en euro como en dólar.

Tipo de cambio histórico EURUSD (1975-2019)

Históricamente, como podemos observar en el gráfico siguiente, la cotización del euro -anteriormente a la entrada del euro se utilizaba el marco alemán- frente al dólar ha oscilado entre 0,8 y 1,6.

Por tanto, para minimizar el riesgo de reinversión del capital, un inversor podría comprar una cartera diversificada de bonos corporativos de la misma tipología con un vencimiento medio de 15 años, aunque a cambio de este beneficio el inversor debería soportar más oscilaciones en el precio de su cartera de bonos.

Simulación retorno total en euros de la inversión en bonos “Alta Solvencia 15”

Tres posibilidades:

  1. Rentabilidad anual en torno al 6% en euros

Si en este período el dólar se apreciara hasta su nivel máximo histórico (0,82 dólares por euro) la rentabilidad de la inversión en euros podría superar el 6% anual.

  1. Rentabilidad anual en torno al 4% en euros

Si en este período la cotización del euro-dólar se mantuviese en los niveles actuales de 1,14

  1. Rentabilidad anual en torno al 2% en euros

Si el dólar se depreciara a quince años frente al euro hasta su nivel mínimo histórico (1 euro por 1,60 dólares) la rentabilidad de la inversión en euros sería cercana al 2% anual.

Noticias relacionadas

Normalización monetaria en EEUU y sus efectos

La Reserva Federal comenzó a finales de 2015 un proceso de retirada de una política monetaria extraordinariamente acomodaticia que había comenzado a implementar para estimular la economía tras el estallido de la crisis financiera de 2008 ("Gran Recesión"). Sin embargo la normalización monetaria que está llevando a cabo la Reserva Federal podría empezar a cambiar la situación de forma paulatina.

¿Cómo liberar efectivo mediante cambios entre bonos del tesoro EE.UU.?

Históricamente la rentabilidad ofrecida bonos del Tesoro EE.UU. a treinta años se reduce respecto a la ofrecida por las tasas de la Fed