Economía, Inversión | 8 febrero, 2019

¿Cómo liberar efectivo mediante cambios entre bonos del tesoro EE.UU.?

Joaquín González Portfolio Manager

Históricamente la rentabilidad ofrecida por los bonos del Tesoro EE.UU. a treinta años se reduce progresivamente respecto a la rentabilidad ofrecida por las tasas oficiales de la Fed, hasta llegar incluso a ser un 1 % inferior la primera sobre la segunda (inversión de la pendiente de la curva). Esta disminución de diferencia de rentabilidades ofrecidas alcanza su punto máximo justo en el momento en que la Reserva Federal comienza a reducir de nuevo las tasas oficiales, algo que pensamos sucederá en algún momento de 2020 o incluso antes.

Diferencia de rentabilidad ofrecida entre el bono del Tesoro EE. UU. a treinta años y tasas oficiales de la Fed y tasas oficiales de la Fed

Teniendo en cuenta que, como vemos en el siguiente gráfico, los miembros de la Reserva Federal estiman que las tasas oficiales alcanzarán su nivel máximo en torno al 3 % para finales de 2019, en caso de repetirse el mismo movimiento de “inversión de curva” producido en los procesos de normalización monetaria anteriores, la rentabilidad ofrecida (TIR) por los bonos del Tesoro EE. UU. a treinta años podría llegar a descender hasta el 2 % (con diferencia de rentabilidad del -1 %, como sucedió en los años 1989 y 2000) o 2,25 % (con diferencia de rentabilidad del -0,75 %, como sucedió en el año 2006) desde cerca del 3 % que está ofreciendo actualmente.

Estimación tasas oficiales Fed de los diferentes miembros que componen la Reserva Federal

Conclusión

Lo adecuado sería cambiar exposición a bonos del Tesoro EE. UU. con vencimientos iguales o inferiores a diez años por exposición a bono del Tesoro EE. UU. a treinta años manteniendo la misma sensibilidad de la cartera a cambios en los precios de los bonos del Tesoro EE. UU. (misma duración modificada). Con ello, además de ganar un extra de rentabilidad en caso de dicha “inversión de la pendiente de la curva”, liberamos efectivo para que pueda ser invertido en otros activos que ofrezcan una rentabilidad vía cupón superior a la ofrecida por los bonos del tesoro EE. UU.

Ejemplo práctico del cambio propuesto

Un inversor tiene invertido un 30 % de su cartera en bono del tesoro EE. UU. a cinco años. Este bono tiene una duración aproximada de 4,8 años, por lo que la sensibilidad de la cartera total ante variaciones de un 1 % en la rentabilidad ofrecida por dicho bono sería de un +1,44 % (si la TIR ofrecida disminuye un 1 %) y -1,44 % (si la TIR ofrecida aumenta un 1 %). Este 1,44 años de duración modificada (sensibilidad de la cartera ante cambios en la TIR ofrecida por el bono del Tesoro EE. UU. a cinco años) es el resultado de multiplicar el 30 % de exposición a dicho bono por 4,8 años que es aproximadamente la duración modificada del bono.

Si este inversor, como proponemos, vendiese toda su inversión (30 %) en el bono del Tesoro a cinco años y comprase un 8 % del efectivo resultante en el bono del Tesoro a treinta años resultaría que:

  1. El inversor dispondría de un 22 % de efectivo (30 % que recibiría por la venta del bono del Tesoro a cinco años menos el 8 % que utilizaría para invertir en el bono del Tesoro EE. UU. a treinta años), que podría utilizar para adquirir otros activos que ofrezcan una rentabilidad vía cupón superior a la ofrecida por el bono del Tesoro EE. UU.
  1. El inversor mantendría la misma sensibilidad de su cartera ante variaciones en la TIR ofrecida por los bonos del Tesoro EE. UU. (duración modificada).

 

La duración (sensibilidad) de un bono del Tesoro EE. UU. a treinta años es aproximadamente de 18 años, por lo que un 8 % de inversión en este bono resultaría en una duración modificada total de la cartera de 1,44 años (resultado de multiplicar 8 % de exposición por 18 años de sensibilidad del bono a treinta años). La duración modificada total de una cartera invirtiendo un 8 % en bono del Tesoro EE. UU. a treinta años sería igual a la de una cartera que invierta el 30 % en bono del Tesoro EE. UU. a cinco años, 1,44 años, la única diferencia es que la primera cartera sería sensible ante cambios de la TIR ofrecida por los bonos del Tesoro EE. UU. a treinta años y la segunda cartera sería sensible ante cambios de la TIR ofrecida por los bonos del Tesoro EE. UU. a cinco años.