Actualidad de mercados | 31 mayo, 2017

La bolsa mundial vuelve a marcar nuevos máximos históricos

Alberto Villasán Investment and Markets Director

El intenso “momentum” -o inercia positiva de los mercados financieros- actual ha catapultado los índices de la renta variable mundial hacia nuevos máximos históricos, destacando especialmente el comportamiento mensual de los índices tanto de países europeos, impulsados por los resultados electorales en Francia, como de aquellos más ligados a las economías emergentes.

A pesar de ello, es destacable la fuerte divergencia en el comportamiento histórico de los índices en función del área geográfica. El EuroStoxx, por ejemplo, se encuentra todavía un 35% por debajo de los máximos históricos que registró en febrero del año 2000, a pesar de las fuertes subidas de los últimos meses, mientras que el  S&P 500 se sitúa un 55% por encima de estos mismos niveles. Desde nuestro punto de vista, esto pone de relieve la diferencia estructural de crecimiento económico entre las dos áreas geográficas citadas.

… con el resto de mercados financieros estables

La evolución mensual del resto de mercados financieros se ha mantenido estable, aunque cabría destacar la evolución ligeramente negativa del dólar frente al resto de divisas mundiales.

Prueba de dicha estabilidad es el nivel alcanzado por los índices de volatilidad, que se sitúan en los niveles mínimos de los años 2006 y 2007, justo antes del comienzo de la crisis financiera.

Vuelve la incertidumbre en Brasil…

A pesar de este aparente equilibrio, cabe destacar las fuertes caídas registradas por las acciones y valores de Brasil que se ha visto afectado por nuevos escándalos de corrupción entre sus líderes políticos, poniendo en perspectiva la sensibilidad de los inversores hacia estos aspectos.

… y comienzan a desencantar los datos de China

Otro dato preocupante es el descenso registrado por los indicadores de liquidez monetaria en la economía china, que podrían provocar nuevas salidas de capital del país poniendo presión tanto sobre sus activos financieros como sobre su economía real, aunque el entorno a corto plazo parece favorable hacia este país.

Mantenemos nuestra visión

Mantenemos nuestra visión de meses anteriores: positivos en activos de riesgo (bolsas y deuda corporativa) a corto plazo aunque siendo conscientes de los elevados niveles alcanzados por sus valoraciones y de la baja rentabilidad que ofrecen a medio y largo plazo.

Por otro lado, seguimos siendo cautos a corto plazo con respecto a los bonos soberanos de Estados Unidos. Pensamos que la fortaleza económica y las posibles medidas de estímulo del gobierno podrían implicar nuevas subidas de los tipos de largo plazo y, como consecuencia de ello, bajadas de los precios de estos activos. Aunque nos seguimos manteniendo positivos a medio y largo plazo, comprando bonos soberanos de Estados Unidos ante cualquier oportunidad que ofrezca el mercado en este sentido.