Inversión en cloud computing: una megatendencia del futuro

3 min. lectura
Cloud / 9 diciembre, 2021

Karla García Gil Periodista

¿Quieres invertir en las empresas y ETFs más relevantes dedicados a Cloud?

Abre una cuenta

Si bien desde hace muchos años la mayoría de nuestras tareas dependen directa o indirectamente del internet, lo cierto es que, con la llegada de la pandemia del SARS-CoV-2, el teletrabajo aumentó la demanda de espacio en la nube, con lo cual se han beneficiado tanto las empresas tecnológicas como los proveedores de servicios.

Además, muchas de las tecnologías que utilizamos diariamente, como el email, el streaming, las videoconferencias, las clases en línea y hasta las redes sociales hacen uso de la computación en la nube. Y es que, según el The 2020 IDG Cloud Computing Survey, más del 90% de las empresas tiene parte de su información en dicha red de servidores remotos.

Ventajas y desventajas del almacenamiento en la nube o cloud storage

Ventajas y desventajas del almacenamiento en la nube o cloud storage

En 2020 el mercado de cloud storage o almacenamiento en la nube creció unos 30 mil millones de dólares y, con un sólido aumento del 10% anual, es una de las principales tendencias de inversión actuales. Te contamos sus ventajas y desventajas en esta nota.

Expertos afirman que los datos globales son el nuevo petróleo, pues registrarán un crecimiento anual del 61% hasta el 2025, pasando de los 33 zettabytes hasta los 175. Para dicho año, se pronostica que el 49% de los datos sean almacenados en la nube pública. En este sentido, se ha determinado que dicho crecimiento es independiente a cualquier condición del contexto económico.

Beneficios de invertir en la nube

Además de lo expuesto anteriormente, hay dos factores fundamentales por los que es conveniente invertir en la nube, el primero es que; la nube ha favorecido la resiliencia empresarial y el segundo que; ha contribuido a convertir lo complejo en sencillo.

El cloud computing permite afrontar desafíos del entorno y facilitar nuevas oportunidades para los procesos de la información. Tan sólo en México, dicho mercado generó una derrama económica de 1,430 millones de dólares en el 2020, un crecimiento de 31% con respecto al año previo.

Y es que, la nube ha demostrado cómo se puede dar la vuelta a varios factores que anteriormente representaban una limitante para las empresas; uno de ellos es que, el mantenimiento de los servidores corre a cargo del proveedor, por lo que es posible acceder a los datos desde cualquier equipo, sin preocuparse por el mantenimiento y reparación constante de decenas, cientos o miles de dispositivos.

La nube permite, además, la posibilidad de trabajar sin depender de una ubicación física, por lo que es posible acceder desde cualquier parte del mundo, sin los costos que representa una infraestructura física.

Por lo anterior, la inversión en la nube podemos resumirla como fomento a la continuidad de negocio y respuesta rápida ante las perturbaciones del entorno.

Otro aspecto importante, es que hoy en día, existe una coexistencia de tecnologías como el cloud computing, la inteligencia artificial y el Internet de las cosas (IoT) que impulsarán poderosas innovaciones en diversas industrias como la tecnología financiera, infraestructuras digitales, ciudades globales y comunicaciones aún en un escenario post pandémico.

Un vistazo al panorama

Según el RightScale 2020 State of Cloud los clientes tanto individuales como empresariales, continúan invirtiendo en múltiples plataformas en la nube. Esto incluye el uso de su forma tanto pública como privada. A este respecto, el 93% de los encuestados está efectuando una estrategia de nube híbrida.

Según el informe, 16% de los clientes gasta al menos 12 millones de dólares al año en la nube pública, mientras que 63% gasta mínimo 1.2 millones al año. En el caso de las empresas, el gasto es mayor, un 20% supera los 12 millones de dólares por año y 74% rebasa los 1.2 millones por año.

Por otra parte, la plataforma como servicio (PaaS) es el servicio de más rápido crecimiento en la nube pública, con un incremento de 21% en el 2020, seguido de Container as a Service (CaaS) con un 17 por ciento. PaaS es un servicio en la nube, en la que el proveedor le da acceso al cliente, a un ecosistema en el que puede desarrollar, gestionar y alojar aplicaciones.

En el 2020, la facturación de los proveedores de infraestructura de nube ascendió a 129,000 millones de dólares. El 67% de la cuota de mercado es liderada por Amazon Web Services (32%), Microsoft Azure (20%), Google Cloud (9%) y Alibaba Cloud (6 por ciento).

 

×

¿Cómo invertir en Cloud?

Desde BBVA New Gen hemos recopilado las empresas y fondos de inversión que se dedican a Cloud?. Para que lo tengas en un mismo lugar. Descubre cómo invertir en las empresas que están revolucionando el sector.

Abre una cuenta

Noticias relacionadas