Planificación patrimonial | 18 noviembre, 2019

¿Incluyo a mis hijos en mi cuenta de inversión?

Ricardo Ramírez Wealth Planning

Impuestos a las herencias: ¿Cómo me afectan?

La recaudación por los impuestos a las herencias y donaciones se han ido reduciendo con el tiempo; de una media de la OCDE de 1.1% del total de impuestos recaudados en 1965 a 0.4% en la actualidad.

Al abrir una cuenta de inversión en un Banco para gestionar fondos, muchos inversores nos preguntan si conviene incluir a su cónyuge o a sus hijos como cotitulares para simplificar trámites hereditarios en caso de que se produzca en el futuro el fallecimiento del titular “principal”.

Desde el punto de vista sucesorio, la mayoría de los países considera que una parte de la herencia debe ir forzosamente a los hijos del fallecido a partes iguales. Si la cuenta de inversión supone una parte relevante de la herencia y hubiera otros hijos que no participan como titulares o uno de los que sí lo hace se quedase con los fondos, el resto de los herederos podrían no recibir su parte de la herencia, creando un conflicto entre herederos que puede incluso llevar al bloqueo de la cuenta.

Intercambio de información fiscal

Desde el punto de vista fiscal, cuando varias personas son cotitulares de una cuenta, se presume que son copropietarios de los fondos y de sus rendimientos. Habitualmente era el titular real de los fondos -‘Beneficial Owner’- en inglés, el que se hacía cargo de las obligaciones fiscales a pesar de que sus hijos figurasen como cotitulares. Conforme avanzamos hacia un mundo cada vez más intercomunicado, donde el intercambio de información fiscal está generalizado, las autoridades del país de residencia podrían recibir información sobre los rendimientos de estos fondos, que los cotitulares no habrían declarado por entender que ya los declaraba el titular real.

Esto puede crear problemas a los hijos que podrían ser requeridos por las autoridades fiscales de su país de residencia para que den explicaciones, puesto que los hijos mayores de edad deben hacerse cargo de sus propios impuestos. Por otra parte, cuando además hay un impuesto a las donaciones en el país de residencia del titular, se puede entender que incluir a los hijos como cotitulares es de hecho una donación que debe tributar.

Desde el punto de vista regulatorio, las entidades financieras están obligadas a comprobar el origen de los fondos e identificar a su titular real o, como lo denominábamos arriba por su nombre en inglés, a su ‘Beneficial Owner’. Si los fondos se ponen a nombre de varios titulares, habría que justificar ante la entidad financiara la forma en que esos fondos han pasado a ser propiedad de los otros cotitulares, por ejemplo, mediante una donación.

Impuesto a las herencias

Hay algunos países donde estas reglas no aplican localmente. En México donde no hay herederos forzosos y no existe actualmente un impuesto a las herencias o donaciones entre padres e hijos, los contratos bancarios pueden incluir la figura del beneficiario como persona – diferente al titular – a la que se entregarían los fondos en caso de fallecimiento de los titulares.

Esto en la práctica sería una designación de legado en el sentido de que se asigna ese activo en concreto al beneficiario (legatario) independiente del reparto del resto de la herencia.

Lo más conveniente a la hora de abrir una cuenta de inversión personal es que como titulares únicamente figuren los propietarios reales de los fondos. Si se quiere dar autorización a una o varias personas para instruir ordenes al banco, lo más adecuado es utilizar la figura del Apoderado. El trámite para cambiar los activos a nombre de los herederos en caso de fallecimiento del titular es relativamente rápido siempre que haya acuerdo en el reparto entre ellos.

Noticias relacionadas

La financiación de primas del seguro de vida

Estos seguros internacionales tienen un doble componente de ahorro y seguro, de manera que la o las primas pagadas tienen un rendimiento que es usado en parte por la aseguradora para garantizar el pago.

Empresas familiares: ¿Porqué sobreviven?

Las empresas familiares se pueden convertir en una fuente de conflictos entre los diferentes miembros de la familia que la constituyen.  Sin embargo, ¿por qué hay empresas familiares que han sido muy exitosas en el relevo generacional y otras no? Descubra con BBVA en Suiza cómo un protocolo familiar puede contribuir al éxito.