Qué visitar | 17 julio, 2018

Festivales de verano en Suiza: arte y música entre montañas

Cristina Albuja Operational Risk

Con la llegada del verano y el buen tiempo, el arte y la música llegan a las montañas y los lagos de Suiza. Los festivales de verano son una refrescante alternativa para acompañar las templadas noches alpinas. Desde BBVA en Suiza le recomendamos una selección de tres festivales incluidos en nuestra oferta de Experiencias Únicas, para complementar su visita a nuestras oficinas.

Los escenarios naturales elegidos para el desarrollo de los festivales, en la mayoría de los casos, se enmarcan en espectaculares paisajes de montañas y lagos, conservados con una rigurosa pulcritud.

Una característica común e inusual del pequeño país es la cercanía con los artistas. En Suiza los creadores gozan de una tranquilidad que no es habitual en otros lugares del mundo. No es descabellado pensar que uno puede desde compartir una charla en una terraza con Suzanne Vega, hasta tomar el sol al lado de Roman Polanski, comentar la víspera del concierto con Herbie Hancock o cruzarse por la calle haciendo compras con un relajado Neil Young.

Zúrich: una apuesta por el cine germano

Cada otoño desde 2005, el Festival de Cine de Zúrich confecciona un variado programa para todos los amantes del cine. En tres certámenes internacionales, importantes cineastas pugnan por llevarse el ‘Goldene Auge’. Con el certamen ‘Fokus’, el Festival pretende dar especial protagonismo a las obras cinematográficas suizas, alemanas y austriacas.

Además, fuera de concurso, el Festival presenta las películas comerciales más esperadas e interesantes descubrimientos en distintas disciplinas complementarias. El público puede acercarse tanto a las estrellas del cine como a los jóvenes directores gracias a los pases de películas en presencia de los realizadores y a los debates públicos.

Locarno: 8000 butacas bajo el cielo

Durante la primera quincena de agosto el cine habla italiano. Locarno, la pequeña localidad situada a orillas del Lago Maggiore, se transforma en un gran cine al aire libre.  El festival dedicado al séptimo arte en esta ciudad es el segundo más antiguo de Europa, después de Venecia.

Su gran atractivo es que la Piazza Grande, deja de ser la tranquila plaza por donde pasean sus habitantes, para convertirse en una gran sala de proyección al aire libre que acoge a 8000 personas que disfrutarán durante dos semanas de películas y galas de nivel internacional.

Se puede decir que lo que distingue a este pequeño gran festival es su afición a las cinematografías más bien alejadas de lo convencional y las rutas comerciales, consiguiendo un equilibrio entre arte y comercio.

Montreaux: Jazz a orillas del lago

No podemos dejar de hablar del Montreaux Jazz Festival que, durante dos semanas, ha reunido a los mejores artistas del género. Este evento es una de las principales atracciones internacionales de la confederación alpina y este año cumplió su 52 edición.

Fundado en 1967 por Claude Nobs esta cita musical ofrece mucho más que jazz, reuniendo en sus carteles exponentes del pop y el rock.  Nombres como Jamiroquai, Nick Cave, Gilberto Gil, Iggy Pop, se han escuchado estos días a orillas del lago de Leman. Aunque la gran sorpresa de esta edición fue el actor Johnny Depp, que se subió al escenario del auditorio Stravinski junto a Alice Cooper y Joe Perry, guitarrista de Aerosmith, dentro del sorprendente proyecto ‘Hollywood Vampires’.