Coronavirus, Vida Saludable | 24 abril, 2020

COVID-19: Cómo pasar los días en casa lo mejor posible

Communications

Las acciones de prevención están demostrando ser claves a la hora de evitar la propagación del Covid-19. En especial, quedarse en casa y trabajar a distancia que sea posible, unas medidas que han adoptado muchos países. Este hecho, que sabemos es positivo y necesario a nivel sanitario, para muchas personas puede resultarles difícil y traducirse en cuadros de ansiedad, angustia, tristeza… de ahí que estos días las consultas a los psicólogos (vía telemática) se hayan disparado.

Por eso, aquí recogemos algunas recomendaciones de los expertos para sobrellevar mejor estos días de cuarentena en casa.

Evita la sobreinformación

Un activador fundamental de la ansiedad es la sobreinformación. Dosifica las noticias. Actualízate una vez al día o dos como máximo (en momentos decididos previamente) y crea también espacios de desconexión sin móvil a lo largo del día. Elige fuentes veraces, asegúrate de que la información provenga de entidades oficiales y contrastadas y no difundas bulos, ya que podrían causar angustia a otras personas. Dedica el resto del día a otras actividades que no tengan nada que ver con el tema.

Esto pasará

Estamos en una situación de excepcionalidad y también provisional. Son muchas las consecuencias que va a tener esta crisis, pero en un momento u otro nuestras rutinas se normalizarán. Es importante mantener el foco en este pensamiento.

Crea nuevas rutinas

Igual que previamente al confinamiento tu vida seguía rutinas a lo largo del día y esas rutinas creaban estabilidad, ahora deberíamos seguir en la misma línea. Fíjate objetivos diarios asequibles. Cuida tu alimentación y sueño como lo hacías antes de la cuarentena. Diferencia también los días entre semana y los fines de semana: prográmate actividades distintas en el fin de semana que impliquen un plus, improvisa una comida especial, mira una obra de teatro o concierto virtual, etc.

Presta atención a tu cuerpo

Hay muchas cosas que se pueden hacer desde casa para mantenerse activo físicamente: subir y bajar escaleras, abdominales u otras tablas de ejercicios, yoga, pilates… Si tienes material en casa o alguna máquina (cinta de correr, elíptica, bicicleta estática…) sácales partido ahora que puedes. Y recuerda que muchas plataformas online ofrecen sesiones de ejercicios para hacer desde casa. El ejercicio nos sólo nos ayuda a mantenernos en forma, también libera endorfinas que nos hacen sentir mejor y también facilita el descanso.

Cuida también tu mente

Toma consciencia de la dificultad que suponen estos días, pero cuida tu mente, libérala de pensamientos catastrofistas o irracionales. Crea valores cooperativos y altruistas. Entiende el confinamiento no como una orden que nos priva de libertad sino como un acto colectivo y que gracias a ese sacrificio personal se está haciendo un bien a los demás y a la sociedad en general. Aunque es duro, quedarnos en casa salva vidas.

Si trabajas desde casa…

Lo ideal sería habilitar un espacio tranquilo, destinado específicamente a trabajar y bien preparado. Con una mesa y silla cómodas que nos permitan pasar muchas horas con la máxima comodidad, asegurándonos una buena iluminación de la zona de trabajo. Hemos de procurar sentarnos con las piernas flexionadas a 90º, los pies bien apoyados en el suelo y la espalda recta. Coloca la pantalla a 30 cm de la cara, y a la altura de los ojos. Cada media hora levanta la vista y mira al horizonte o lo más lejos que puedas para relajarla.

Eso sí, debemos evitar permanecer frente a la pantalla todo el día. Es importante hacer pausas regulares (cada dos horas máximo), levantarse y moverse como lo haríamos en nuestro lugar de trabajo.

No todo es trabajar…

El día es muy largo y ahora no entramos y salimos de casa como de costumbre, así que busca también ocupaciones fuera de la actividad laboral. Y es que la inactividad genera emociones negativas y aumenta tu frustración. Busca actividades que ocupen tu tiempo, solo, con tu pareja o con la familia, y aumenten tu nivel de satisfacción. ¿Cuáles son esas cosas que siempre has querido hacer, pero para las que nunca has podido encontrar el momento?

Limita el tiempo que pasas delante de la tecnología y dedícalo a cosas nuevas significativas para ti.