Inversión | 3 mayo, 2019

¿Cómo conciliar objetivos de inversión financiera con el desarrollo sostenible?

Raúl Rendon Portfolio Manager

Un mundo de energías renovables

Existen diversas opiniones con respecto al efecto del cambio climático: algunos aseveran que el aumento de las temperaturas es una parte normal del ciclo de la tierra, mientras que otros interpretan este fenómeno como una consecuencia de la acción del hombre.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

En 2015, la ONU adoptó una agenda para el Desarrollo Sostenible estableciendo 17 objetivos que contemplan, en términos agregados, el enfoque social, económico y ambiental que en conjunto buscan acabar con la pobreza y el hambre, proteger el planeta y garantizar que la humanidad disfrute de paz y prosperidad.

Tarea por demás exigente, considerando la complejidad de las cadenas vinculantes entre los objetivos que requieren esfuerzos conjuntos en un entorno en el que medidas de política económica y política social pueden generar cursos de acción asimétricos, a lo que habría que añadir diferencias culturales que también pueden influir en la consecución de objetivos, sin olvidar la problemática que emana de situaciones geopolíticas en diferentes regiones.

El mundo atraviesa actualmente una crisis que pone en peligro la forma de vida como hasta hoy la conocemos debido a la sobreexplotación de los recursos naturales, la contaminación, las desigualdades sociales y laborales, etc. Por tanto, alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible es una tarea titánica y los esfuerzos seguirán un camino no exento de retos.

Desde nuestro punto de vista –junto con un creciente número de inversores– consideramos que los objetivos de la ONU constituyen las medidas necesarias para reducir la desigualdad social, económica y ambiental, de ahí que la Sostenibilidad como objetivo global deba sustentarse en la  Responsabilidad Social en todas las esferas de organización –gobierno, sector privado y sociedad civil-.

Generar conciencia de las necesidades del mundo es una labor compleja –a día de hoy aún existen personas que piensan que el cambio climático no es producto del ser humano–, por lo que cambiar el statu quo será un proceso gradual. Afortunadamente, cada vez hay más conciencia de las necesidades que reclama el mundo, sobre todo en las generaciones más jóvenes.

El año pasado, el True North Market Insights (por cuenta de Ameritrade) realizó un estudio con inversores de EEUU que arrojaba cifras interesantes. Por citar algunas cifras, el 67% de los inversores muestra predilección a factores sociales y ambientales frente un 30% que antepone criterios financieros; el 51% de aquellos que han considerado inversiones socialmente responsables mantienen al menos un 21% de sus posiciones en dichos activos. Las generaciones traen consigo diferencias y los millennials (nacidos entre 1982-1994) son los que tienen mayor propensión a invertir en empresas socialmente responsables: el 60% de este grupo considera importante invertir en dicho concepto (frente un 36% del grupo de los Boomers –nacidos entre 1945-1964–).

En lo que a conceptos se refiere, los millennials priorizan los factores de Impacto Ambiental y Derechos Humanos, elementos que no difieren substancialmente en jerarquía respecto al total de inversores encuestados (19% de los encuestados dieron prioridad a los Derechos Humanos seguido por 16% que consideran el Impacto ambiental).

En suma, parece que los millennials son una generación que considera en mayor medida los factores de responsabilidad social y, afortunadamente, todo apunta a que esta tendencia de conciencia generacional podría continuar, teniendo en cuenta que la generación Z (nacidos a partir de 1995) constituirá el grupo demográfico más importante dentro de cinco años una vez que empiece a integrarse en el mercado laboral. Dicho grupo ha nacido y crecido en un mundo digital y será el eje del consumo basado en la sostenibilidad y la tecnología.

Oportunidades de inversión

Las consecuencias que emanan de los objetivos de Desarrollo Sostenible tienen un sinfín de ramificaciones y conceptos que resultaría complicado abordar en un solo informe; de ahí que sea un tema que se aborde de manera recurrente no solo para generar conciencia sobre la Responsabilidad Social sino para relacionar dichos objetivos con oportunidades de inversión.

Algunos analistas estiman que alcanzar los objetivos de la ONU supondría inversiones en torno a 5-7 trillones de USD anuales, y no es aventurado decir que la consecución de dichos objetivos generará megatendencias. En particular, las mayores desigualdades se encuentran en las economías emergentes y las necesidades de inversión giran en torno a 3,3-4,5 trillones, que deberían estar destinados a infraestructura, alimentación, mitigación del cambio climático, salud y educación.

A este respecto, y de acuerdo con el World Economic Forum 2019, el principal riesgo global deriva del cambio climático y el clima extremo, problemática que afecta al 10%-12% de la población global en comparación con el 0,1%-0,2% de 1951-1980. La frecuencia y gravedad de las olas de calor, huracanes, sequias e inundaciones se han intensificado y constituyen un riesgo multiplicador al generar disparidades económicas, movimientos migratorios de seres humanos y conflictos intrarregionales.

El cambio climático y el clima extremo requieren múltiples frentes de acción que han generado un cambio en la industria de energías renovables, vehículos eléctricos, baterías y almacenaje de energía e iluminación, entre otros.

En un informe anterior mencionamos las oportunidades en el mundo de energías limpias, situación que sigue vigente y es estructural. Las iniciativas para reconvertir las energías fósiles a energías renovables siguen su curso; la industria de la automoción presenta grandes cambios estructurales a raíz de dicha problemática (vehículos eléctricos), los reglamentos para el control de contaminantes (eficiencia de energía) han generado asimismo nuevos nichos de mercado y creemos que paulatinamente podrán materializarse nuevas oportunidades.

El tema es apasionante y sin duda será una fuente de investigación que ampliaremos en próximos artículos.

Noticias relacionadas

¿Qué son los bonos rentables y socialmente responsables?

Desde BBVA en Suiza somos conscientes de que nuestra principal misión es cuidar del patrimonio de nuestros clientes pero este objetivo no es incompatible con mantener nuestro compromiso con un futuro sostenible. ¿Qué los bonos rentables y socialmente responsables?

BBVA se suma a los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas

BBVA se suma al lanzamiento de los Principios de Banca Responsable en un acto que se va a celebrar en París durante la mesa redonda global de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI).