Conceptos financieros básicos de inversión 2: renta fija, renta variable y renta mixta

2 min. lectura
Educación financiera, Fondos mixtos, Renta fija, Renta variable / 16 noviembre, 2021

Sofía R. Ustáriz Journalist

Todo lo que otorgue a un comprador o inversor el derecho a recibir un ingreso futuro es un activo financiero: bonos, acciones, fondos de inversión, pagarés… todos estos tienen en común que son activos financieros, a diferencia  de los activos reales (como un apartamento, una casa o un automóvil o cualquier bien tangible). Si embargo, los activos financieros se dividen, según sus emisores, liquidez, riesgo y rentabilidad en 3 grandes clasificaciones: de renta fija, renta variable y renta mixta.

Acompáñanos a explorar las características de cada tipo de activos financiero.

Activos de renta variable, renta fija y renta mixta

Conceptos financieros básicos de inversión: activos, liquidez y volatilidad

Existen muchos conceptos considerados básicos para comprender al mercado financiero y sus movimientos. Tres de los más importantes hacen referencia a la volatilidad y liquidez de lo que se conoce como activos.

Activos de renta fija

Emitidos por empresas e instituciones de administración pública, los activos de renta fija son aquellos que, como su nombre lo indica, obligan al emisor a devolver el capital invertido al cabo de un período de tiempo previamente determinado. Son de baja liquidez y de este tipo encontramos activos como los bonos del Estado o letras del tesoro, pagarés, etc. La idea principal aquí es que el capital y su rentabilidad están garantizados por instituciones con gran capacidad financiera.

Activos de renta variable

Normalmente emitidos por empresas, los activos de renta variable son aquellos cuyo retorno depende de la rentabilidad del activo, pero ni el capital ni la rentabilidad se encuentran garantizados. Todo depende del comportamiento del mercado respecto a la empresa que lo opera. Tal es el caso de las acciones.

Activos de renta mixta

Un clásico ejemplo de activos de renta mixta son los fondos de inversión que tienen posiciones en activos de renta fija y activos de renta variable, por lo que el riesgo es intermedio, siendo que una parte de la inversión estará garantizada, aunque no haya rentabilidad. Como se trata de una combinación de instrumentos financieros, los activos de renta mixta pueden incluir bonos, acciones, depósitos, etc.

Noticias relacionadas