¿Cómo puedo proteger a mi familia contra los imprevistos?

Ricardo Ramírez Wealth Planning

A través de una correcta planificación patrimonial, se pueden detectar posibles riesgos familiares y empresariales con el objetivo de proteger a la familia contra los imprevistos. Sin planificación, estructuración y organización, no lo conseguiremos.

En este sentido, si queremos hacer una planificación completa de nuestra situación patrimonial, además de tomar medidas que tengan que ver con la organización de la empresa familiar o con el diseño de la sucesión de una persona concreta, es muy importante analizar en qué medida los herederos tendrán la liquidez financiera suficiente para hacer frente a gastos personales, impuestos, contribuciones y deudas contraídas cuando se produzca un evento inesperado como el fallecimiento, una enfermedad grave o una incapacidad permanente.

Entre nuestros conocidos seguramente tenemos casos en los que debido a una falta de previsión de este tipo de riesgos, sus familiares han sufrido algún quebradero de cabeza que incluso pudo haberles llevado a vender parte del patrimonio familiar o perjudicando la viabilidad de proyectos empresariales o inclusive en algunos casos llevando a la renuncia de la herencia.

Por tanto, resulta clave, analizar algunos ejemplos de riesgos que si no se valoran adecuadamente, pueden generar situaciones complicadas:

 

  1. Falta de la persona que genera rentas importantes para la familia: por cualquier circunstancia, la persona que genera los ingresos principales de una familia puede dejar de ingresar dinero y en esta situación la familia podría enfrentarse a problemas para mantener su nivel de vida.

 

  1. Uso de garantías personales para avalar actividad empresarial: el fundador de una empresa importante fallece y los herederos no disponen de liquidez suficiente para afrontar las deudas contraídas fruto de la garantías personales otorgadas para financiar la actividad empresarial, provocando la venta de patrimonio familiar o incluso embargos por parte de terceros

 

  1. Concentración en una única persona al frente de la gestión de la empresa familiar: por causa de un accidente fallece uno de los hermanos gestores de una empresa familiar. Los hijos del fallecido pasan a formar parte del grupo de accionistas de control de la empresa pudiendo, sin tener conocimiento del negocio, influir en las decisiones de forma que pueden perjudicar, o incluso bloquear, iniciativas importantes para el desarrollo del propio negocio.

 

  1. Personas con varias relaciones familiares: una persona genera un patrimonio empresarial relevante junto con los hijos de un segundo matrimonio, pero además tiene hijos de otro matrimonio anterior con los que tiene una relación excelente. Esta persona para no generar un problema el día de mañana deberá planificar bien su situación para dejar a unos hijos el control de la empresa y equilibrar a los otros con otros bienes o activos.

 

  1. Concentración de activos: tradicionalmente las familias han contado con su ahorro e inversiones para disponer de la liquidez necesaria para cubrir las necesidades de las siguientes generaciones. En los últimos años, se ha visto como ante la baja rentabilidad de los activos considerados como seguros, las familias han incrementado su exposición a activos inmobiliarios y otros alternativos de mayor riesgo en busca de una rentabilidad mayor a largo plazo. En caso de adversidad, puede ocurrir que en el momento de necesitar disponer con urgencia de estos fondos, los mercados estén en un momento poco favorable para vender o, directamente, no haya posibilidad de vender.

 

A la vista de los ejemplos anteriores entre otros muchos, resulta conveniente hacer un completo análisis de cuáles son las necesidades que deben quedar cubiertas y los medios que tenemos a nuestro alcance para mitigarlas al máximo.


BBVA en Suiza
dispone de un equipo de profesionales especialistas en planificación de patrimonios que trabaja diariamente con familias para asegurar que sus objetivos se cumplen de forma satisfactoria a lo largo de generaciones.