Inversión | 22 octubre, 2019

Cómo invertir en renta fija dólar hoy pensando en el futuro

Joaquín González Portfolio Manager

¿Cómo podemos los inversores evitar la represión financiera en euros?

El Banco Central Europeo descartó incrementar las tasas oficiales durante 2019 fenómeno conocido como "represión financiera

Desde comienzos de marzo de 2018, como consecuencia de la “normalización monetaria” -incrementos de tasas oficiales de manera progresiva- que inició la Reserva Federal a finales de 2015, nos hacíamos eco de la posibilidad de comprar tanto bonos del Tesoro como bonos corporativos de emisores EE.UU. a largo plazo -vencimientos entre diez y treinta años-. El motivo de esta conclusión se basaba en nuestras estimaciones de que esos incrementos en las tasas oficiales terminarían impactando negativamente en la actividad económica no solo de EE.UU. sino también a nivel global. En esta ocasión nos gustaría analizar la posibilidad de invertir, pensando en el futuro, para aprovechar las oportunidades venideras en renta fija dólar.

Como observamos en el siguiente gráfico 1, nuestras estimaciones fueron acertadas, los índices de actividad económica tanto en EE.UU. como en el resto del mundo se han desplomado y como consecuencia de ello la rentabilidad anual ofrecida por el bono del Tesoro EE.UU. a diez años ha descendido desde el 3.2% (alcanzado en octubre de 2018) hasta el 1.5%. Esto ha permitido a los inversores obtener rentabilidades en lo que llevamos de año de entre el 10% y el 30%, dependiendo del vencimiento medio de los bonos en cartera.

Gráfico 1. Índice de actividad económica EE.UU. (ISM Manufacturas) vs Rentabilidad anual ofrecida por el bono del Tesoro a diez años

1. Cómo invertir en renta fija dólar hoy

En este punto, y teniendo en cuenta que:

  1. La rentabilidad anual ofrecida por los bonos del tesoro EE.UU. ha descendido bruscamente, como consecuencia de que la Reserva Federal ha recortado en el año en curso en dos ocasiones las tasas oficiales y el mercado descuenta otros dos recortes hasta finales de año para combatir esta desaceleración económica antes mencionada.
  2. La rentabilidad anual ofrecida por los bonos corporativos de baja calidad crediticia (high yield) sobre los bonos del Tesoro EE.UU., “diferenciales de crédito” se encuentran en niveles históricamente bajos, dadas las circunstancias actuales de desaceleración económica.

La alternativa, frente a esta situación, podría ser invertir en una cartera bien diversificada de bonos o fondos de bonos que maximice la rentabilidad anual actualmente ofrecida (vía cupón), frente a su riesgo medido como volatilidad anual. Tal cartera podría estar compuesta por los siguientes activos:

  • Bonos corporativos EE.UU. con alta calificación crediticia a corto plazo, vencimientos entre 1-3 años.
  • Bonos corporativos EE.UU. con buena calificación crediticia a medio plazo, vencimientos entre 5-7 años.
  • Bonos corporativos EE.UU. de alto rendimiento (high yield) a corto plazo, vencimientos entre 1-3 años.

Invirtiendo así, como podemos observar en el siguiente gráfico 2,  podríamos encontrar la máxima rentabilidad anual vía cobro de cupones (en torno al 2.5%-3%) por cada unidad de riesgo asumido.

Gráfico 2. Rentabilidad anual ofrecida (vía cupón) por los activos renta fija EE.UU. y riesgo (volatilidad)

 

2. Cómo aprovechar las oportunidades venideras en renta fija

Actualmente, según el indicador elaborado por la Fed de New York (basado en la pendiente de la curva de rentabilidades ofrecidas por los bonos del Tesoro EE.UU.) la probabilidad de que la economía de EE.UU. entre en recesión en los próximos doce meses se sitúa cerca del 40%. Por ello, aún no tenemos la certeza de que este hecho se vaya a producir, no obstante, si ocurriera, en el siguiente gráfico 3 hemos realizado una estimación de cuál sería el retorno total de los diferentes activos de renta fija EE.UU. a 20 meses vista, así como la rentabilidad anual vía cupón (TIR) que ofrecerían en ese momento.

Gráfico 3. Estimación propia de la rentabilidad total acumulada por los diferentes activos de renta fija EE.UU. y TIR ofrecida a julio 2021 si hay recesión en EE.UU

Como podemos observar, un inversor que hoy estuviera invertido en los activos comentados podría desinvertir su cartera sin erosión patrimonial, e invertir en activos de renta fija EE.UU. cuya rentabilidad potencial en los años venideros sería muy superior, es decir:

  • Una cartera de bonos corporativos EE.UU. con alta calificación crediticia a corto plazo, podría cambiarse por una cartera bien diversificada de bonos corporativos EE.UU. de alto rendimiento (high yield) a corto plazo, pasando de recibir una TIR del 1.6% a una TIR del 8.5% para el mismo plazo.
  • Una cartera de bonos corporativos EE.UU. con buena calificación crediticia a medio plazo, podría cambiarse por una cartera bien diversificada de Bonos corporativos EE.UU. con adecuada calidad crediticia (BBB) a largo plazo, pasando de recibir una TIR del 3.5% a una TIR del 4.5% a un plazo superior (diez años).
  • Una cartera de bonos corporativos EE.UU. de alto rendimiento (high yield) a corto plazo, podría cambiarse por una cartera de bonos corporativos EE.UU. de alto rendimiento (high yield) a medio plazo, pasando de recibir una TIR del 9% a un plazo superior (seis años).

 

3. Conclusiones

Todo parece indicar que la opción más interesante sería estar invertidos en activos de renta fija EE.UU. que ofrezca una atractiva rentabilidad anual (2.5%-3%) con un bajo riesgo para poder tener la capacidad de invertir a rentabilidades anuales muy superiores (6%-8%), en caso de que haya una recesión en EE.UU., sin haber sufrido una erosión del patrimonio por el camino.

No obstante, si desea más información o tiene alguna duda, no dude en contactar con su gestor de inversiones.

Noticias relacionadas

Normalización monetaria en EEUU y sus efectos

La Reserva Federal comenzó a finales de 2015 un proceso de retirada de una política monetaria extraordinariamente acomodaticia que había comenzado a implementar para estimular la economía tras el estallido de la crisis financiera de 2008 ("Gran Recesión"). Sin embargo la normalización monetaria que está llevando a cabo la Reserva Federal podría empezar a cambiar la situación de forma paulatina.

Impacto de la tasas oficiales en los bonos del tesoro a largo plazo

Habitualmente los inversores piensan que comprar bonos del Tesoro EE.UU. a largo plazo en pleno proceso de incremento de tasas oficiales por parte de la Reserva Federal es una alternativa inadecuada, sin embargo esta asunción puede no ser del todo cierta. Educación financiera con BBVA en Suiza.