Qué visitar | 19 marzo, 2019

Coches clásicos III: dos citas internacionales claves de la automoción

Javier Rubio Business Development Director

En esta ocasión vamos a hablar de pasado, presente y futuro a través de dos citas internacionales claves para los aficionados de la automoción: el Salón del Automóvil de Ginebra (Suiza) y el Salón Retro-Classics en Stuttgart (Alemania).

Estos dos encuentros son muy importantes para el aficionado y el coleccionista porque aúnan, por un lado, el presente y futuro del sector de la automoción y, por otro, los vehículos que seguramente van a pasar a la historia y los que ya se han convertido en clásicos del motor.

En la edición de 2019, la ciudad de Ginebra se convierte durante unos días en la capital mundial del automóvil, y en esta edición hemos podido conocer las últimas tendencias del sector que se resumen en cuatro: el coche eléctrico, el coche conectado e inteligente, el coche autónomo y el coche compartido. Estas cuatro tendencias son las claves de la evolución de los fabricantes de coches a presente y futuro. Atrás quedan las mecánicas diésel, la eficiencia en los motores de gasolina, los modelos SUV o la seguridad del vehículo que ya se considera un básico para el consumidor.

Sin embargo, en la Retro-Classics de Stuttgart, todas estas tendencias de futuro todavía no han llegado, lo harán dentro de 20 o 30 años. Aquí, el visitante puede contemplar a lo largo de ocho pabellones del recinto ferial de la ciudad multitud de vehículos antiguos y de colección, fabricantes de todo el planeta, repuestos, accesorios, clubes de aficionados, etc. Pero sin duda, el salón tiene un enfoque muy especial, es el salón de la historia de los grandes fabricantes alemanes: Mercedes, Porsche y BMW. Allí se pueden encontrar los mejores coches de colección de sus modelos insignia.

Este año, el rey del salón de los clásicos, y de casi todo coleccionista que se preste, es el Mercedes 300- SL, un modelo icónico de la marca alemana, más conocido como “alas de gaviota” cuyos precios hoy oscilan entre los 0,5 y 1,44 millones de euros en función del estado de conservación. Puede parecer un precio inalcanzable, pero en nuestra visita pudimos ver más de cinco unidades vendidas. Además, otros modelos como el Porsche 356 y 911 y BMW Z8 registran subidas de precios muy significativas.

Picture: motor1.com

A la vista de estas tendencias y del cambio evolutivo que viene en la industria del automóvil consecuencia de la revolución tecnológica y del cambio de hábitos por parte del consumidor, el coleccionista de coches clásicos, casi de forma natural, deberá estar analizando bien los coches fabricados entre los años 1990 y 2015 que van a pasar a la historia por su singularidad, calidad de motor, diseño, repercusión, etc.

En el mundo del coleccionista, para que un automóvil pase a ser considerado como clásico o histórico, normalmente debería transcurrir desde su fecha de fabricación un periodo de 20 años a 30 años. Y, justamente, pasados los 10 primeros años de la fabricación se empiezan a encontrar las mejores posibilidades de compra, dado que se observan los precios más atractivos.

Seguiremos manteniéndoles informados de la evolución del sector y de los patrones que utilizan los buenos coleccionistas e inversores.

Para más información sobre inversiones en coches clásicos, póngase en contacto con nuestros especialistas en la industria del motor.

Noticias relacionadas

Coches clásicos, una inversión exquisita (I)

En algún momento de nuestra vida seguramente nos hemos parado en la calle a mirar con detalle un coche que por cualquier razón nos ha llamado la atención. En muchas ocasiones se trata de un color, un diseño o simplemente la persona que lo conduce, lo que nos lleva a ese mundo imaginario en el que soñamos estar conduciendo ese mismo coche o al menos, tenerlo en nuestro garaje.

Inversión en coches clásicos (II): 6 paradas obligatorias en la historia de la automoción

El mundo de la inversión en objetos de colección continúa al alza y en particular la inversión en coches clásicos despunta por su atractivo internacional y su rentabilidad acumulada (+362% en la última década acorde con datos de la consultora HAGI especializada en coches antiguos de colección y la última publicación del Wealth Report de Knight Frank).