Economía, Inversión | 16 septiembre, 2020

Cinco ventajas de la gestión discrecional para el inversor

Alberto Villasán Investment and Markets Director

La gestión profesionalizada de tus inversiones

Las carteras o mandatos de gestión discrecional son un servicio de inversión característico de la Banca Privada, en el que el cliente delega todo o parte de su patrimonio para que un equipo de profesionales, gestione su patrimonio bajo un determinado marco de actuación y con un objetivo de riesgo e inversión específico.

El universo de carteras y posibilidades para invertir hoy en día es muy elevado. Con los fuertes desequilibrios económicos actuales, es vital asegurar que las inversiones estén bien gestionadas. Aquí os presentamos cinco ventajas de la gestión discrecional para el inversor.

¿Qué son las carteras de gestión discrecional?

Vimos anteriormente que las carteras de gestión discrecional son un servicio de inversión característico de la Banca Privada, en el que el cliente delega todo o parte de su patrimonio para que un equipo de profesionales lo gestione bajo un determinado marco de actuación y con un objetivo de riesgo e inversión específico.

Vimos también como una combinación de dos carteras podría ser una alternativa para obtener rentabilidades por encima de la inflación controlando la volatilidad del patrimonio:

• Cartera Patrimonial Renta Fija

La filosofía de inversión de la cartera se basa en acumular y maximizar los cupones o carry procedentes de bonos, manteniendo un posicionamiento defensivo en momentos de sobrevaloración de los activos de renta fija y comprando con contundencia ante oportunidades de mercado.

• Cartera Patrimonial Multiactivo o de Renta Variable

La filosofía de inversión de la cartera se basa en mantener un posicionamiento defensivo y centrado en la gestión táctica si el mercado no ofrece oportunidades (para evitar burbujas, proteger el capital y para tener la capacidad de aprovechar entornos de mercado adversos para comprar a precios atractivos).

Cinco ventajas de la gestión discrecional para el inversor

1. Rentabilidad y flexibilidad

La Cartera Patrimonial Renta Fija tiene un cupón, o carry positivo, por lo que el mero paso del tiempo implica una rentabilidad positiva. Adicionalmente, tiene la capacidad, como ocurrió en marzo de este año, de comprar bonos con unos cupones muy elevados ante crisis o caídas del mercado. Combina, por lo tanto, una rentabilidad esperada positiva con la flexibilidad total de aprovechar cualquier oportunidad de mercado que se pueda presentar.

2. Dinamismo y protección del patrimonio

La Cartera Patrimonial Mixta o de Renta Variable tiene la capacidad de comprar bolsa en momentos de pánico o caídas de las bolsas y de vender en momentos de euforia o rebote de las mismas. Además, tiene la capacidad de proteger el patrimonio en situaciones adversas de mercado. Algo fundamental en este entorno.

3. Diversificación

Uno de aspectos más relevantes a tener en cuenta en el entorno actual de mercado es la necesidad de diversificación en las inversiones. Dado el nivel actual de deuda de las empresas y países, es esperado un repunte importante en la tasa de impagos, por lo que es fundamental la diversificación en la construcción de carteras. Muchos inversores menosprecian este factor pensando que, de forma natural, las empresas y países pagarán su deuda en tiempo y forma, aunque esto no es cierto en momentos de crisis, recesiones económicas y elevados niveles de deuda, como el actual.

4. Rapidez en la toma de decisiones

Esta es una de las ventajas claves de las carteras de gestión discrecional en las condiciones actuales de mercado, donde vemos fuertes movimientos muy rápidos que exigen una toma de decisiones ágil y dinámica prácticamente a tiempo real. Prueba de ello es nuestra experiencia durante los meses de marzo y abril de este año, con caídas de las cotizaciones de la renta variable y de la renta fija de más del 30% y 20% respectivamente.

5. La fortaleza en la combinación de ambas estrategias

Ambas estrategias tienen valor a medio plazo siendo complementarias entre sí. Es posible que una de ellas funcione bien cuando la otra lo hace peor, y viceversa. Por este motivo, es fundamental que los inversores combinen los dos estilos a la hora de construir su cartera.

La atención que tu cartera de inversión necesita

En BBVA en Suiza, gestionamos desde hace muchos años las carteras de gestión discrecional con éxito, para que nuestros clientes dediquen su tiempo a lo que más les importa. Mantenemos una filosofía de protección de capital y enfoque en el largo plazo sin olvidar las oportunidades que pueda ofrecer el corto plazo, en función del perfil de riesgo del cliente.

Quieres descubrir más sobre nuestras soluciones de carteras de gestión discrecional?

Visita la sección de FAQs o consulta con tu Asesor de Inversiones.

 

¿Tienes alguna consulta con relación a este artículo? Escríbenos tu duda.

Para más información, consulta tu Asesor de Inversiones.

 

Este artículo tiene únicamente fines informativos y no debe ser considerado como una oferta o recomendación; ni la información proporcionada debe interpretarse como asesoramiento de ningún tipo.

Noticias relacionadas

¿Cuánto es el mínimo para abrir una cuenta de Banca Privada en Suiza?

Abrir una cuenta en Suiza con BBVA es un procedimiento sencillo, acorde con todas las legislaciones internacionales, y muy ventajoso, al diversificar tus ahorros en un país triple AAA, neutral y estable. 

¿Qué carteras debería comprar un inversor hoy?

El universo de posibilidades para invertir hoy en día es muy elevado. Con los fuertes desequilibrios económicos actuales, es vital tener una gestión profesionalizada de las inversiones y asegurar que estén bien gestionadas.