Te interesa | 2 noviembre, 2020

5 alimentos en peligro de extinción

Communications

¿Cómo conciliar objetivos de inversión financiera con el desarrollo sostenible?

En 2015, la ONU adoptó una agenda para el Desarrollo Sostenible estableciendo 17 objetivos que contemplan, en términos agregados, el enfoque social, económico y ambiental que en conjunto buscan acabar con la pobreza y el hambre, proteger el planeta y garantizar que la humanidad disfrute de paz y prosperidad.

El cambio climático, la contaminación medioambiental, el uso indiscriminado de pesticidas, la sobreexplotación de los recursos naturales y los hábitos de consumo de nuestra sociedad son algunos de los factores que han producido una erosión de la biodiversidad alimentaria.

Esos mismos factores impactan en la extinción progresiva de ciertas especies vegetales y animales que, a su vez, podrá afectar a nuestra salud y a la preservación de nuestro planeta. Aquí conocerás los 5 alimentos en peligro de extinción actualmente.

Las actividades humanas alteran el 75% de los ecosistemas terrestres y el 66% de los marinos, provocando la desaparición de hasta un 4% de las especies cada 10 años. Ese hecho repercute directamente en la producción y elaboración de ciertos alimentos de consumo cotidiano, que se enfrentan a un peligro de extinción que podría llevarse a cabo en cuestión de unas décadas.

5 alimentos en peligro de extinción

1. Miel

Este producto fruto del trabajo de las abejas, es uno de los alimentos en riesgo de extinción ya que la disminución de la población de abejas (que en España ronda el 10,2%) es un hecho cada vez más constatado debido a múltiples factores que alteran su hábitat: cambio climático, uso de plaguicidas tóxicos, especies invasoras y hongos. Este fenómeno no tan sólo produce disminución en la producción de miel, sino que también afecta a las labores de polinización y, por tanto, al mantenimiento de la biodiversidad de las especies. En este aspecto, el trabajo que realizan las abejas y otros insectos, permite la producción del 84% de los cultivos según la FAO ya que son los responsables, a su vez, de la polinización del trébol y alfalfa, dos de los alimentos para alimentar muchos animales de ganado y pastoreo, por lo que existe una dependencia indirecta entre la existencia de abejas y otros alimentos como el café, las manzanas, los tomates o el cacao.

¿Posible solución?

Para evitar esta despoblación de colmenas de abejas son necesarias políticas agroalimentarias que regulen el uso de neonicotinoides, un tipo de insecticida que según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) supone un elevado riesgo para las abejas silvestres y melíferas.

2. Café

Según un reciente estudio publicado en la revista Science Advance, 75 de las 124 variedades de café que existen actualmente están amenazadas de extinción debido a los cambios climáticos y a la propagación de hongos. Concretamente, se estima que las zonas productoras de café arábiga (Coffea arabica), que se encuentran principalmente en los bosques de África y en la isla de Madagascar, son las más afectadas por estos cambios.

¿Posible solución?

La continuidad de la producción de café puede ser posible gracias a que otras comunidades agrícolas de algunos países puedan cosechar otras especies de café diferentes a la Arábica y la Robusta, que actualmente comprenden respectivamente el 60% y el 40% del café comercializado a nivel mundial.

3. Cacao

Hoy en día el 50% del cultivo mundial del cacao procede de dos zonas muy concretas: Ghana y Costa de Marfil. Para que el árbol del cacao crezca en condiciones óptimas, se necesitan altas temperaturas durante todo el año y lluvias regulares. Sin embargo, el cambio climático podrá producir extrema sequía en estas zonas y, por ende, la dificultad de cultivar cacao en los próximos 30 años. De hecho, según fuentes del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), la producción natural de cacao podría ser prácticamente inexistente para el año 2050. Por otra parte, factores como el incremento del consumo de chocolate, el aumento de plagas o un sistema de producción muy arcaico también condicionan la desaparición de esta especie.

¿Posible solución?

Para hacer frente a ello, los científicos están desarrollando un nuevo sistema de cultivo mucho más rentable, rápido y sostenible, basado en la edición genética y denominado CRISPR.

4. Plátano

Según afirma la organización Oxfam Intermón, el principal peligro que acecha a las principales plantaciones de plátano (Asia, África y Australia) es un hongo denominado TR4 que afecta fundamentalmente a la variedad de plátano cavendish y cuya erradicación todavía no ha sido posible a través de fungicidas u otras medidas de biocontrol. El poder de propagación y destrucción de este hongo es tal que, una vez se ha detectado, hay que erradicar todas sus plantas para asegurar que el hongo no sobreviva ni se contagie a otras plantaciones.

¿Posible solución?

Sin embargo, la supervivencia de esta especie, al igual que la del cacao, también está en manos de una eficaz herramienta de edición de genes (CRISPR) para aumentar la resistencia del plátano contra este hongo.

5. Atún rojo

El atún rojo (Thunnus thynnus), es un pescado muy valorado en la cocina y su elevada demanda, especialmente en países asiáticos, ha conllevado una sobreexplotación que amenaza gravemente esta especie ya que su población ha disminuido en más de un 85% en los últimos años, según datos del World Wildlife Fund (WWF). Concretamente, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se pescan aproximadamente siete millones de toneladas de atún al año, es decir, el 20% del valor de mercado de toda la pesca mundial. El Mar Mediterráneo, principal exportador del atún rojo que se consume en Japón, es una de las dos únicas zonas de cría de estos peces, ya que esta especie se reproduce anualmente en aguas de las Islas Baleares. Sin embargo, multitud de flotas pesqueras realizan una sobrepesca que supera los niveles permitidos por las cuotas y gran parte de los peces capturados son demasiado jóvenes por lo que no han tenido la posibilidad de criar y repoblar sus reservas. Además, la cría en cautividad del atún rojo es una práctica muy común que implica el engorde del atún capturado en libertad y la consiguiente reducción de la población natural de esta especie.

¿Posible solución?

Por todo ello, los esfuerzos para garantizar la recuperación de la población de esta especie van dirigidos a regular su captura con medidas muy estrictas y frenar la expansión de su cría en cautividad.

Noticias relacionadas

Alimentación sostenible I: ¿el futuro?

Erradicar el hambre y consumir alimentos de manera sostenible es uno de los grandes retos del mundo actual. Existen tres factores fundamentales: Preferencias del consumidor, intervención política y las tecnologías agrícolas.

Alimentación sostenible II: Huertos Urbanos

La sensibilidad ecológica, la concienciación de protección del patrimonio natural que compartimos y la búsqueda y retorno a modos de vida equilibrados y sostenibles son características cada vez más comunes de la sociedad occidental. En las principales ciudades del mundo, desde Londres a Vancouver existen iniciativas principalmente privadas, para incorporar áreas de convivencia entorno a la idea de los huertos urbanos.