Cartera decidida

La cartera decidida es una cartera discrecional para los inversores que prefieren delegar sus inversiones en los expertos de BBVA. Hay quien prefiere delegar una parte de su cartera a expertos para mantener una parte de su dinero más estable y el resto invertirlo en las tendencias del futuro. La cartera decidida es una de las tres carteras discrecionales gestionadas por BBVA en Suiza, que son de retorno absoluto y pueden invertir tanto en renta variable como renta fija. La diferencia principal con las otras dos (moderada y balanceada) es que esta tiene un riesgo alto. Es decir, es la cartera en la que se esperan mayores rendimientos, pero mayor variación en el precio


Cartera decidida
¿Por qué invertir en cartera decicida?

¿Por qué invertir en cartera decicida?

La cartera decidida está pensada para inversores que buscan rentabilidades superiores a las del mercado en el medio-largo plazo y que son capaces de asumir volatilidades altas en la cartera en dicho periodo de tiempo

  • Está estructurada para clientes que tienen como principal objetivo obtener una buena rentabilidad en el largo plazo (más de 5 años), independientemente de la volatilidad que pueda haber en el medio plazo
  • La diferencia con la cartera de renta fija, es que esta no puede invertir en renta variable, mientras que las carteras moderada, balanceada y decidida sí
  • Esta cartera es la que más flexibilidad tiene a la hora de invertir, tiene un máximo establecido de inversión en renta variable del 100% del valor de la cartera
  • El porcentaje de inversión en renta variable desde su lanzamiento ha sido del entorno del 30%

Comportamiento en el pasado de la cartera decidida

En el gráfico podemos ver la comparación de la cartera moderada con respecto a la balanceada y la moderada. En el pasado ha tenido más rentabilidad que las otras dos, pero con una mayor volatilidad. Eso sí, si la comparamos por ejemplo con la renta fija high yield, ha tenido menos volatilidad y el doble de rentabilidad