El índice de confianza muestra el sentimiento de los consumidores americanos sobre la situación de la economía en general