Seguridad bbva.ch

En BBVA Global Wealth garantizamos la protección de los datos de nuestros clientes

La web de BBVA (Suiza) SA (en adelante BBVA Suiza), no reconoce de modo automático ningún dato referente a la identidad de los visitantes de sus páginas. En los servicios de Banca a Distancia, con el objeto de garantizar la seguridad y confidencialidad en las transacciones, es necesaria la previa identificación y autentificación del usuario en el sistema a través de la solicitud de claves de acceso. En aquellos supuestos en los que el usuario solicite información sobre servicios o productos o desee realizar tramitación de reclamaciones o incidencias a través del envío de formularios residentes en las páginas web de BBVA Suiza, será en todo caso necesario recoger aquellos datos personales imprescindibles para poder informarle sobre su solicitud.

Todos estos datos son tratados con absoluta confidencialidad, no siendo accesibles por terceros para finalidades distintas de aquéllas para las que han sido solicitados.

Conexión segura

Por este motivo, BBVA Suiza cuenta con las máximas medidas de seguridad para garantizar la confidencialidad de las comunicaciones entre el Banco y el cliente. Los servicios transaccionales funcionan sobre un servidor seguro que utiliza el protocolo TLS (Transport Layer Security), que se activa siempre al entrar al servicio a través de la línea telefónica. El servidor seguro establece una conexión en la que la información se transmite cifrada mediante algoritmos de 256 bits, que aseguran que sólo sea inteligible para el ordenador del cliente y el servidor del Banco; de esta forma, al utilizar el protocolo TLS se garantiza:

Usted puede comprobar la seguridad de sus comunicaciones

Mediante la dirección (URL) del servidor, ya que en un servidor seguro comienza por https, cuando normalmente lo hace por http.

Mediante una indicación de su programa navegador en una de las esquinas inferiores de la pantalla, donde aparece una llave entera (en vez de rota como en cualquier servidor no seguro) o un candado cerrado (en vez de abierto como en cualquier servidor no seguro).

Para que estas medidas sean efectivas, es necesario que el navegador utilizado por el cliente sea alguno de los siguientes: