Economía

¿A qué responde el precio del oro?

La cotización del oro depende en gran medida de la evolución de las tasas de interés reales de EE.UU., es decir de las tasas nominales menos la inflación esperada. En el gráfico comparamos el oro (azul) con la tasa de interés real a 5 años de EE.UU. (naranja y en escala invertida). A menor tasa real, mayor el precio del oro.

El futuro incierto del Brexit

Las últimas elecciones celebradas en el Reino Unido el pasado 08 de junio han puesto de manifiesto un escenario de incertidumbre política en el país, agravado por los últimos acontecimientos de inestabilidad social sufridos en Manchester y Londres, que debilita los intereses británicos en sus pretensiones políticas de cara a la negociación por el futuro del Brexit con la Unión Europea.

¿Cómo impactan en nuestras carteras las políticas monetarias?

Las palabras de Draghi de finales de junio sobre que las fuerzas reflacionistas (mayor crecimiento nominal e inflación) estaban sustituyendo a los miedos deflacionistas de trimestres anteriores, se trasladaron rápidamente a los mercados financieros con fuertes subidas de las tasas de interés en los largos plazos y la consecuente caída en el precio de los bonos en casi todas las áreas geográficas.

El poder de la diversificación

El pasado 6 de junio el Banco Popular de España fue vendido por un euro. Las crecientes retiradas de depósitos habían creado un agujero de liquidez insalvable. Las autoridades europeas daban luz verde a la venta del Banco Popular, lo que marcaba la desaparición de la entidad con mayor ratio de eficiencia de España.

El ISM, indicador de un futuro optimista

A pesar de la volatilidad e incertidumbre a nivel global registrada durante los tres primeros meses del año, el principal indicador adelantado, el índice manufacturero de EE.UU. (ISM), apunta a que la economía de este país va a mejorar durante los próximos trimestres.

La bolsa mundial vuelve a marcar nuevos máximos históricos

El intenso “momentum” -o inercia positiva de los mercados financieros- actual ha catapultado los índices de la renta variable mundial hacia nuevos máximos históricos, destacando especialmente el comportamiento mensual de los índices tanto de países europeos, impulsados por los resultados electorales en Francia, como de aquellos más ligados a las economías emergentes.